Sunday, June 04, 2006

Ollanta Humala vota temprano y pide "transparencia" en comicios


El candidato a la Jefatura de Estado peruano, el nacionalista Ollanta Humala, dijo hoy, tras emitir su voto en Lima, que espera que "todo sea transparente" y que "no haya problemas" durante la segunda vuelta electoral.

Humala acudió, junto a su esposa, Nadine Heredia, a la Universidad Ricardo Palma, en Lima, resguardado bajo fuertes medidas de seguridad.

Tras emitir su voto se dirigió rápidamente a su vehículo y evitó hablar con la prensa.

Más temprano, el ex comandante Humala salió a trotar por las inmediaciones de su domicilio, seguido por varias decenas de periodistas, aunque sólo manifestó que se siente "confiado" ante los resultados electorales.

En la primera vuelta del pasado 9 de abril, el ex militar fue sorprendido por decenas de detractores que tomaron el centro de votación, destrozaron cristales, le arrojaron objetos y le gritaron "asesino".

Humala, que tardó ese día casi dos horas en salir de la Universidad Ricardo Palma, debió ser protegido por los observadores internacionales y las fuerzas del orden.

Este ex comandante del Ejército, de 43 años, fue acusado durante la campaña electoral de violar los derechos humanos en 1992, cuando dirigió una base antiterrorista en la selva peruana, lo que él ha negado de forma reiterada.

Unos 16,4 millones de peruanos están convocados a las urnas para elegir a su próximo presidente entre Humala y el socialdemócrata Alan García.

García y Humala frente a los electores

Un poco más de 16 millones de peruanos eligen hoy al próximo presidente del país. Los candidatos son el ex presidente socialdemócrata Alan García y el nacionalista y coronel retirado del ejército, Ollanta Humala.

Humala obtuvo poco más de 30% del sufragio en la primera vuelta de las elecciones.

Casi tres semanas después de la votación, las autoridades electorales finalizaron el escrutinio y proclamaron que García había obtenido el segundo lugar.

Las empresas encuestadoras preveen una competencia muy cercana entre los dos candidatos, pues mientras Alan García obtendría muchos votos en las ciudades, Humala tiene mucha fuerza en el interior del país.

Aunque en Perú es obligatorio votar, la mayor amenaza contra los dos candidatos es el voto en blanco o "viciado", que en la última ocasión rondó el 14%.

Para el proceso se han dispuesto más de 85.000 mesas de votación, de las cuales unas 2.500 están en el extranjero.

El primer país en el que pudieron votar los peruanos en el extranjero fue Japón.

Supervisión y vigilancia

Esta segunda vuelta de las elecciones estará custodiada por más de 150.000 efectivos del las fuerzas armadas y la Policía Nacional del Perú, desplegados en todo el país.

Las elecciones también estarán supervisadas por 123 observadores de la Organización de Estados Americanos y 8.000 voluntarios de las asociación civil Transparencia, además de 1.200 representantes de la Defensoría del Pueblo y 1.700 fiscales.

Las autoridades electorales confían que en esta segunda vuelta podrán dar a conocer los resultados mucho antes que durante la primera ronda de los comicios.

La jefa de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Magdalena Chu, declaró que por lo menos 50% de los resultados ya podrán darse a conocer "tres o cuatro horas después de cerradas las mesas de votación".

Alan García tiene previsto votar a las 9:00 AM, hora local, mientras que Ollanta Humala anunció que lo hará alrededor de las 12 del mediodía.

Después, los dos candidatos se retirarán a sus respectivos comandos de campaña a esperar los resultados de la jornada.

Saturday, May 20, 2006

Senado aprueba declarar el inglés como idioma nacional


El Senado de Estados Unidos aprobó una enmienda que designa al inglés como idioma "nacional" y "unificador", en medio del intenso debate por la reforma del sistema de inmigración del país.

En la resolución, por la que votaron 63 de los 100 senadores, se insta al gobierno a "mantener y promover" el papel del idioma inglés en el país.

El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, señaló ayer que el Presidente George W. Bush está a favor de la medida. "Lo que siempre ha dicho el Presidente es que quiere garantizar que las personas que se conviertan en ciudadanos estadounidenses dominen el idioma inglés", señaló Snow, quien agregó que diversos estudios han mostrado que los immigrantes que aprenden inglés prosperan más.

El inglés, pese a que es el idioma gubernamental y el que habla la mayoría de los estadounidenses, no es "idioma nacional" de EE.UU.

Sin embargo, algunos legisladores indicaron que temen que convertir al inglés en un idioma nacional podría abrir la puerta a medidas discriminatorias en contra de personas que no lo dominen. "Aunque la intención no sea evidente, realmente creo que esta enmienda es racista. Creo que está dirigida contra las personas que hablan español", dijo el senador Harry Reid, líder de la minoría demócrata en la Cámara Alta.